El extraordinario caso de Paradores de Turismo

25 de junio de 2014

 

Hoy quiero contaros mi experiencia en los últimos seis meses de impartición de cursos de formación a la empresa Paradores de Turismo.

Y quiero empezar diciendo que este es un caso extraordinario y digno de mención, al tratarse de una organización muy especial, con una trayectoria amplia y notoria y con unas particularidades que la hacen única en nuestro país.

Parador de Cardona

 

Desde 1997 me considero "Amante de Paradores", puesto que siempre me han gustado las singularidades de sus establecimientos, atraído por lugares únicos... Siempre me llamó la atención el trato familiar y exquisito de sus profesionales y el alto nivel de calidad de los productos y servicios de los Paradores que he conocido. En septiembre del año pasado inicié un proyecto formativo de amplio recorrido en el ámbito de la gestión comercial.

Este proyecto se inició con una serie de cursos dirigidos a personal y mandos intermedios, con el objetivo de dinamizar las ventas y de preparar a los profesionales de cara a los numerosos cambios que se están produciendo. La adaptación al mercado, a las nuevas tecnologías y a los diversos perfiles de personalidad de los clientes son clave para mejorar las acciones de venta hoy en día.

Tras la finalización de las tres series de cursos realizados hasta la fecha y cuando iniciamos una nueva acción formativa dirigida a otros segmentos profesionales, llega el momento de recapitular. Primero, remarcar la excelente actitud de los asistentes con ganas de mejorar y desarrollarse profesionalmente: excelentes profesionales, mejores personas.

Puedo decir con la boca bien grande que, pese a las enormes dificultades que están teniendo en esta cadena -además de la crisis general y del sector, sufrieron un ERE en 2013 y sufren un ERTE en la actualidad-, el equipo humano de profesionales de los diversos Paradores es extraordinario. Son, en la inmensa mayoría de los casos, personas que aman a Paradores; muchos de ellos lo llevan en la sangre, por tratarse de segunda o incluso tercera generación de empleados de la casa. El sentimiento corporativo es mucho mayor que en otras organizaciones, quizá causado por las propias singularidades de la "casa".Parador de Alcalá: Como en casa

Paradores de Turismo se creo hace ahora 85 años con tres objetivos principales: (1) dar uso, mantenimiento y conservación a edificios históricos (castillos, conventos, palacios, etc); (2) promover el turismo y la economía de ciertas zonas y (3) crear una red de establecimientos hoteleros rentable económicamente. Hoy en día se mantienen esos valores y otros como la promoción y conservación de la gastronomía local y tradicional, un servicio de calidad y el desarrollo social de sus entornos, entre otros.

Las personas -más de 250- que he ido conociendo en estos meses, me han transmitido su ilusión por seguir aportando su esfuerzo y cariño en su trabajo diario. Duro trabajo al que se enfrentan por las circunstancias que han de afrontar: dura competencia, batallas de precios, clientes cada vez más exigentes, falta de personal y de recurso y, a veces, muchas otras dificultades en su ámbito local.

Y, con todo ello, los profesionales de los 94 Paradores que conforman la red, siguen trabajando con ahinco para dar el mejor servicio posible y el trato familiar por el que son constantemente ensalzados por sus clientes... siempre, de forma merecida. De ahí los excelentes resultados que obtienen en las puntuaciones de diversos portales como Tripadvisor o Booking (Sirvan como ejemplo las primeras posiciones del Parador de Cádiz, el Parador de Alcalá, el Hostal dos Reis Catolicos de Santiago de Compostela o el Parador de Cardona)

Esperamos haber podido aportar nuestro granito de arena para que Paradores siga marcando el rumbo del turismo de calidad en España, como marca insigne, con sabor a "Calidad, amabilidad y leyenda".

Parador de La Granja